El tiempo en: Almuñécar
Sábado 13/04/2024  

Andalucía

Rubiales alega que llamó "judío nazi" a Bendodo de manera "coloquial"

La exdirigente socialista comparece investigada ante un juzgado por la querella del PP tras sus comentarios en Twitter contra Bendodo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Amparo Rubiales. -

El Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla ha acogido este miércoles la comparecencia de la que fuera presidenta del PSOE de Sevilla Amparo Rubiales, en calidad de investigada por la querella interpuesta en su contra por el PP a cuenta de un posible delito de odio derivado de tachar en la red social Twitter de "judío nazi" al coordinador general del PP y exconsejero andaluz Elías Bendodo. A la hora de declarar, Rubiales habría expuesto que se trató de una expresión "coloquial" y habría negado cualquier ánimo "peyorativo o antisemita".

Amparo Rubiales estaba citada a comparecer a las 11,15 horas ante dicha instancia judicial, acudiendo al edificio de los juzgados del Prado de San Sebastián pocos minutos antes en compañía de su abogado, Adolfo Cuéllar, tras lo cual pasadas las 11,30 horas comenzaba su comparecencia, finalizada pocos minutos después.

Durante la misma, según han informado fuentes del caso, Amparo Rubiales habría defendido que a la hora de publicar dicho comentario en la red social Twitter se expresaba en términos "coloquiales", del mismo modo que circulan recriminaciones como "facha o rojo", negando así cualquier "intencionalidad peyorativa o antisemita". Así, la histórica dirigente socialista habría insistido en que sus palabras no tuvieron nunca una "finalidad peyorativa".

CONTROVERSIA EN TWITTER

Amparo Rubiales tildó a Bendodo de "judío nazi" al hacerse eco en Twitter, actualmente rebautizada como X, de unas declaraciones del coordinador general popular sobre el adelanto electoral al 23 de julio, en las que este llamó al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, "tramposo" y le acusó de buscar que los españoles no pudiesen votar al convocar los comicios en pleno verano. "¡Es realmente el discurso de un judío nazi!", reaccionó la dirigente socialista.

Tras el revuelo derivado de sus palabras, Rubiales recurría también a Twitter para rectificar: "Jamás debe usarse la religión, origen o etnia de alguien para la crítica política aunque, como en mi caso, la intención fuese señalar una grave incoherencia", exponía. "Mis disculpas y corrijo: Bendodo es un nazi", precisaba la entonces presidenta del PSOE de Sevilla, cuyo partido se desvinculaba de estas consideraciones de la histórica dirigente socialista.

RENUNCIA AL CARGO

Ante el impacto del asunto, y tras reclamar insistentemente el PP su dimisión, Amparo Rubiales renunció a la Presidencia del PSOE de Sevilla para "zanjar la polémica", promoviendo los populares esta querella ante el hecho de que "algunas personas utilicen las creencias religiosas como un insulto personal, cruzando así todas las líneas rojas permitidas".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN