Quantcast
El tiempo en: Almuñécar
Viernes 27/01/2023  

Barbate

Exclusiva

Abraham Sevilla: "Jamás me ha contratado el Ayuntamiento de Barbate para un concierto"

Cantante, guitarrista, activista musical, productor, showman, humorista, colaborador en varios programas radiofónicos y televisivo... Es Abraham Sevilla

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

Abraham Sevilla

  • "Veía a mi padre cantar Serrat… lo miraba y pensaba que la música era como magia, tenía la capacidad de emocionar...”
  • "Cada vez es peor, los promotores desgraciadamente están viendo el negocio en la incultura y en la ignorancia, en la sopa boba"
  • "Yo soy muy músico para los cómicos, y muy cómico para los músicos"

Lo llamo. “Hombre Younes, qué de tiempo…”. Pues sí… le explico que me gustaría entrevistarle y no se corta un pelo. Que si lo tenemos olvidado, que si el Ayuntamiento pasa de él, que si ha hecho veinte mil cosas y ni una mención en los medios locales, entre ellos este. Asumo su retahíla porque en el fondo lleva razón. Al final quedamos en la Cafetería El Bus… estoy listo para aguantar el chaparrón de reproches, pero tengo claro que, como responsable de Viva Barbate, tenía que subsanar ese error y la mejor forma es abrir la edición con él.

"Yo me tomé la roja hace muchos años y el culpable fue JJ Benítez cuando estuve trabajando con él"

Sí, abrimos el periódico con el músico barbateño Abraham Sevilla. Cantante, guitarrista, activista musical, productor, showman,  humorista, colaborador en varios programas radiofónicos y televisivo...

Y lo abrimos no para disculparnos, sino porque en realidad es uno de los grandes artistas que ha dado esta tierra…  con doce discos editados (otro en camino), y  50.000 copias vendidas, una media de 140 conciertos al año, 120.000 descargas digitales, 10.000 seguidores en redes sociales, 36 discos como productor y arreglista, creador de contenidos en su canal de Youtube, inventor de la primera guitarra fusión flamenca eléctrica del mundo, fabricada por Rafael Bernal en Algodonales, etc, etc. Para flipar… Así que vamos allá.

Abraham Sevilla

 

Su primer contacto con la música

“Mi padre me ponía a Serrat en los viajes que hacíamos en coche los domingos a Alcalá y a la sierra, para comprar pan, queso… En una cara del casete estaba Serrat y en la otra The Beatles… y me gustaban los dos. Veía a mi padre, emocionado, cantar Serrat… ‘De vez en cuando la vida nos besa en la boca’… lo miraba, a mis seis años, y pensaba que la música tenía la capacidad de emocionar a cualquier persona, de cualquier edad y en cualquier momento, como si fuera magia. Es algo que aún pienso, la música tiene la capacidad de emocionar y de crear sensaciones. Eso me llamó la atención porque era la figura de mi padre, al que quiero mucho, la que se emocionaba”, responde cuando le pregunto cuál fue su primer contacto con la música.

“Eso fue lo primero (sonríe), pero la realidad es que el 95 por ciento de los artistas se meten en la música para ligar, esa es la puñetera realidad”, añade. ¿Y se ligaba?, pregunto… “¡Qué va!, mentira todo… se ligaba más en la playa con la guitarra esperando las sevillanas porque las de Barbate ya nos tenían calados”.

Pero no fastidies, sobre un escenario se liga… “Bueno, en los conciertos también se ligaba pero es diferente. Están los cinco minutos mágicos y lo hemos cronometrado. Es algo que viene de un amigo, productor y técnico en su día de Los Delincuentes, José Amosa, un bastinazo de tío, que me dijo que cuando me bajase del escenario tenía cinco minutos de artista. A los cinco minutos de bajar y estar en el local, pierdes esa magia”.

Abraham Sevilla

Su presente...

Ese es el pasado, pero qué hace en el presente Abraham Sevilla. “Uf, participo en el show del Comandante Lara como colaborador;  también estoy en Canal Fiesta Radio en un programa que se llama Trivi and Company. Además, trabajo en algo que encaja con mi filosofía de estar creando y posicionarme en la vanguardia creativa, aunque a veces me caiga y sea un desastre, pero con el tiempo la gente acaba imitándome… es como si fuese un Julio Verne incomprendido y al final todo el mundo me copia. A lo que iba, como ahora hay tantas bandas tributo… a Manolo García, a Alejandro Sanz, yo estoy haciendo un tributo a Abraham Sevilla, a mí mismo”.

¿Y qué piensas sobre las bandas tributos que tanto ha proliferado últimamente? “Mi opinión es sencilla, si cantan canciones buenas, me parece correcto, lo que me parece horrible es que hagan un tributo a la Rosalía o a Bad Bunny, eso me parece un insulto a la cultura. Es decir, si un niño escucha a una banda tributo con canciones de Cómplices o Héroes del Silencio, por lo menos está escuchando una canción buena, pero si el tributo es en plan balbuceo sin sentido, pues como que no”.

Abraham tiene claro que “el dinero es lo que manda en este puto mundo. Los grupos deberían estudiar un poquito más y sacar temas propios. Yo mismo en mis shows hago cover (versiones),  hago crítica social cambiando las letras de canciones que la gente se sabe, pero meto muchísimas canciones propias”.

Pero volviendo a su actualidad, “tengo un grupo de rock que voy a volver a activar. Hace un año empecé con el Ramoni (José Ramón de Castro) de Cádiz, la voz del Carnaval, un proyecto que se llama Dulce Viña, que era, y volvemos a lo de la vanguardia, la primera vez que se une el rock con el carnaval. El padre del Carnarock está aquí sentando delante de ti. Lo presentamos en el programa Manu Sánchez y es muy interesante, lo que pasa es que Ramoni ha fichado con Martínez Ares y se le hace imposible sacar tiempo. Pero queremos rescatar el proyecto y hemos hecho una versión de los Ángeles Caídos, de mi compadre Juan Carlos Aragón, que la ha cantado el Cañejo (Juan Rodríguez Heredia), y la banda está encantada con él, con lo que seguramente retomemos el carnarock con el Cañejo como vocalista y yo haciendo coros o cantando con él, ya veremos”.

Pero eso no es todo, “estoy liado ahora mismo con un disco, rockero, anti-reguetón, con el objetivo de lograr que la gente piense, lea y se aleje del diablo y del mal… que se aleje de esa morralla, ese pensamiento de mierda que vierten las letras del reguetón…”.

 Un disco que lo va a producir Vicente Sabater que es el productor de Seguridad Social, Presuntos Implicados, Los Piratas, Efecto Mariposa… y “tiene una forma de grabar que es en directo, algo que también se está perdiendo… ya todo el mundo graba en ‘pistita’ y estoy cansado de eso y los discos duros.  Este hombre ha tenido la ‘fea’  costumbre de no evolucionar en su estudio y graba a los músicos como antes, en directo con lo que cuando lo escuchas, es algo vivo, con fuerza, con energía”.

 

El reguetón y la industria

Como comprobamos a lo largo de la conversación, está claro que no le gusta el reguetón. “No tengo nada en contra de esa música. Es un ritmo como otro cualquiera, como una rumba… pero su contenido me parece atroz para los jóvenes en cuyas psique queda marcado por ese porno estilo musical llamado reguetón”.

Abraham Sevilla

Abraham es activista musical y no es un decir. De hecho, “estoy en una plataforma que quiere que el reguetón se ponga en espacios prudentes y para ello hemos intentando contactar con distintos partidos políticos pero que, por ahora, solo uno nos ha hecho caso, no voy a decir cuál porque soy asexualmente apolítico. No se puede poner una película porno a las dos de la tarde en Canal Sur, pues lo mismo con una canción que diga ‘mamita ven que te voy a dar por detrás, te voy a hacer boom boom porque la tengo gorda, a mi me gustan mayores que no me quepan en la boca’ y todas esas barbaridades que los niños escuchan por mucha metáfora que digan tener”.

Ahondamos en este tema, que a mí, como entrevistador, también me interesa. “Estamos en esa guerra en la que no nos podemos de acuerdo. De hecho, otras de las demandas de la plataforma es que se señale y se informe de aquellos artistas o canciones en las que se use el Auto-Tune (un procesador de audio creado que es usado para enmascarar inexactitudes y errores), y así la gente lo sepa porque nos parece que se engaña  cuando sale un cantante con la voz afinada y luego lo ves en un concierto y escuchas un bodrio”.

“Cada vez es peor, los promotores desgraciadamente están viendo el negocio en la incultura y en la ignorancia, en la sopa boba”, sentencia pero insisto y le suelto que esa música es como dar  de comer todos los días a tu hijo en un McDonald's… es sencillo y le va a gustar porque su sabor es muy infantil y está diseñado para eso, pero su salud se resentirá. De hecho sé cuando una de esas canciones va a triunfar: si escucho a mi niño de seis años tarareándola, triunfa… porque está hecha para consumo rápido y es de fácil digestión, incluso para una mente infantil. Lo que me sorprende es que también funcione esa fórmula con una mente adulta…

“Totalmente de acuerdo”, me dice, “date cuenta que las grandes compañías de discos tienen un musicólogo, un analista de la influencia de la música en la sociedad, y saben qué tendencias pueden funcionar, como por ejemplo con el feminismo, que en realidad les importa un carajo, pero saben que existe un nicho de mercado”.

 

El Ayuntamiento se olvida de él

Dejamos a un lado ese tema para adentrarnos en otro también polémico, porque aunque sea profeta en su tierra, no lo es para una institución como es el Ayuntamiento. “Llevo veintitantos años en el mundo de la música. Hago una media de 140 conciertos al año, que se dice pronto. No es por alardear, porque cansa mucho. A pesar de eso, jamás me ha contratado el Ayuntamiento de Barbate para un concierto. Jamás. Nunca. Ni ahora, ni antes. El único que tuvo un gesto conmigo fue Rafael Quirós cuando me hicieron pregonero de la Feria. Luego Miguel Molina (actual alcalde) me dijo a ver si te hacemos pregonero y le dije que ya lo había sido…. Pero nunca me han dado un concierto… y es algo que me duele mucho y no es por el dinero. Afortunadamente tengo infinidad de ayuntamientos que me demandan y en Zahara toco en exclusiva en El Pez Limón”.

Otro ejemplo igualmente hiriente. “Cuando se organizó el Festival de Cabo de Plata, pues me da pena que yo no actúe ahí cuando es en mi pueblo y cuando los mismos artistas que sí lo hacen, como el Kanka, El Canijo, Antílopez, que son amigos, me lo dicen y no entienden cómo es que no estoy en el cartel…”.

“Te hablo”, insiste, “de la institución, del ayuntamiento, porque la gente de Barbate me conoce y me aprecia. Habrá a quien no le guste, como le ocurre a todos los artistas, pero es que desde el Ayuntamiento no han tenido ningún detalle conmigo, y eso duele. No digo que me den placas o títulos todos los días, pero por lo menos algo”.

Recuerda cuando estuvo de jurado “en un conocidísimo programa de Canal Sur y el alcalde ni se dignó a hacer una foto a la tele para decir, mira un barbateño de jurado al lado de David Palomar… qué quiere que haga más… ni una mención ni del ayuntamiento, ni en radio Barbate, ni en este medio local…”. Y lleva razón.

Abraham Sevilla

“Grabaron un documental de mi carrera y nada, ni una publicación, bueno, sí en Europa FM, en Canal Sur, La Cope, La Ser, ellos sí se hicieron eco”, señala a modo de reprimenda que no se puede rebatir. “Es lo que te digo, estoy de jurado en un programa de la tele, y nada, luego otros salen en Telecinco o Antena 3 y se monta la de dios. Parece que hay programas de primera clase y de segunda clase. Canal Sur tiene una audiencia de dos millones de espectadores…”, vuelve a lamentarse.

Normal. Su trayectoria le avala. Es brutal, de hecho desde que llegué a Barbate está trabajando en la música y eso es algo muy complicado. “Sí, es muy complicado, de hecho el primer reportaje me lo hiciste tú tras un concierto en La Galería”, y ya ha llovido desde entonces.

“Son cosas que van cayendo en un vaso y llega un momento que como artista digo a tomar por saco, ya no me voy a preocupar más. E insisto hablo del ayuntamiento y de los medios locales, no de la gente de Barbate que viene a verme al Pez Limón y se lo pasa genial”, añade para matizar que “he tocado en Barbate pero siempre en privados. La última vez que toqué a lo grande en Barbate fue cuando me traje al Koala al IXO y reventamos el Paseo Marítimo”.

Pero sí, “tengo esa espinita. No sé si fue Hemingway quien dijo que el artista lo único que quiere es ser querido en su pueblo”.

Por otro lado, señala que “hay artistas que no paran de tocar para el Ayuntamiento, y no es una crítica porque me consta que paga poco y tarde, dicho por ellos mismos. Pero siempre repiten los mismos. Yo no digo que no tienen que tocar, por supuesto que sí, pero solo digo que no están solo ellos, hay muchos y no te digo ningún nombre”.

 

El demonio acelera

Son cosas que le pasan a los artistas, reflexiona… “Desde los trovadores a los bufones (de correo, buen tipo para una chirigota jajajajajajaja) han sido maltratados. Hay gente con un nivel musical brutal tras años de estudio que tocan por 300 pavos en un bar y luego uno que no tiene ni idea y se forra. Estamos en los últimos tiempos… la agenda 2030 es un paradigma de ello. El demonio está acampando a sus anchas y van a apretar más”.

Sonrío y hablamos del tema. Le digo que soy más optimista en ese aspecto. Sonríe a su vez y me pregunta “¿Te parece poco lo que han hecho durante la ‘plandemia’ y el testeo que han hecho a nivel mundial? Creo que el mundo está pidiendo que caiga un meteorito. Sabina dijo que el siglo XXI podía irse a tomar por culo”.

Mantengo mi postura. Aunque caiga un meteorito creo que saldremos adelante. Tengo hijos y en ello estoy, educándolos, tratando que escuchen buena música, que lean, que amen la cultura. Pienso que cuando has comido una buena carne  te resulta más difícil comerte una mierda…

“Exacto, los padres tenemos que guiar a los hijos, estoy de acuerdo contigo. Yo también soy optimista, pero últimamente me cuesta más y eso que mi show trata de hacer reír a la gente. Cuando digo el diablo es una figuración, hablo del mal que se refleja en la cultura, en el adoctrinamiento de los niños”, dice antes de adentrarnos en un tema más oscuro y metafísico.

“Mi filosofía como artista es que cuando vengas a verme a un concierto, por supuesto en Barbate no me vas a ver (risas), es ayudarte a salir de la Matrix, porque vivimos en ella. Canciones para salir de la matrix que te parió, esa es mi máxima”, explica dejándomela botando para preguntarle si él optó por la pastilla azul o la roja.

Lo tiene claro. “Yo me tomé la roja hace muchos años y el culpable fue JJ Benítez cuando estuve trabajando con él. Me dio dos cajas de cintas de entrevistas que realizó en México. Y ahí me tomé la pastilla roja y empecé a estudiar otros temas, como los ovnis, las sectas que siempre me han llamado la atención…. Ahí es cuando me saqué el carnet de conspiranoico, al que yo llamo carnet de despierto… Si te quieres ver como un gilipollas pues ponte la Sexta, Telecinco, La Primera y es cuando vas a consumir información del McDonald's. Cuando tienes el carnet de conspiranoico ves el mundo de otra manera, ves la matrix de otra manera…”.

 

Bombero, músico, cómico...

El tiempo se nos echa encima y tengo que recoger al peque de las clases de inglés. Me suelta que actuará en Madrid el fin de semana… alucino dónde. “Es que al final resulta que un chaval del Chinar actuó en el 40 aniversario de la marca Mercedes Benz en Madrid, pero eso no lo leerás en un medio local, ni el alcalde se hará una foto diciendo mirad, un barbateño en un evento tan importante. Esa es mi pena. No quiero que me hagan la ola, ni siquiera que me pongan una calle, ni una estatua (aunque podrían quitar el delfín ese horrible del Chinar y ponerme a mí, la pago yo y todo… jajajajajajaja)”.

Abraham Sevilla

Sobre si pensaba que iba a vivir de la música, regresamos al pasado. “Yo pude haber sido bombero aquí en Barbate pero rechacé la plaza. Noo luché por ella tras un problema con el Ayuntamiento. Mi padre aún me lo recuerda. Yo tenía y tengo muy claro lo que quiero. Siempre lo supe que iba a vivir del arte, de la música, de la guitarra… lo que no sabía era que iba a hacer radio, guiones, televisión…”.

“Yo soy muy músico para los cómicos, y muy cómico para los músicos. Estoy entremedio, me han comparado incluso con Frank Zappa en un periódico de Galicia diciendo que era lo más parecido a él pero en andaluz… no sé si fue en broma pero para mí fue un elogio total porque soy muy fan de Zappa”, añade para cerrar este encuentro contestando a mi pregunta… “Sabía que la guitarra me iba a acompañar toda la vida, lo que no sabía cómo. He sabido reinventarme, he tenido grupos, discos propios que he defendido, duetos con el Arrebato, he girado con Martínez Ares, con el Koala, Raimundo Amador … la cosa es que no he parado, el viernes en Madrid, el sábado en el Puerto de Santa María y el domingo en un privado en Jerez para gente de taco, taco”.

Y hoy Viva Barbate paga una deuda, abrir el periódico con este pedazo de artista. Polémico, puede, pero genial, seguro. Voy a por el peque y pienso para mis adentros, pues mira, no ha ido tan mal… todo lo contrario, de hecho me ha encantado charlar con él.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN