Quantcast
El tiempo en: Almuñécar
Lunes 26/09/2022  

Huelva

La balsa clausurada de Riotinto, el destino de nuevos residuos

Las tierras contaminadas de Corrales se han trasladado a las presas de estériles y Ecologistas quiere saber si es a Gossan

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Movimiento de camiones en la balsa de Gossan.

Ha sido Ecologistas en Acción quien ha dado la voz de alarma y la Junta de Andalucía lo ha confirmado: en las últimas semanas se han traslado tierras mineras desde Corrales hasta las balsas de estériles de Riotinto.

Según ha indicado a Viva Huelva el delegado territorial de Transformación Económica, área con las competencias en minería, desde el cierre de la mina de Tharsis quedaban unos restos de pirita en Corrales que “no se había retirado y había que abordar este problema”, pues se trata de unas tierras que “no son buenas para Marismas del Odiel”.

Por ello, a través de la empresa pública Tragsa, la Junta decidió autorizar su traslado a las balsas de estériles de las minas de Riotinto, unos trabajos que se han hecho este mes de julio y que ya han finalizado, porque “era poca cantidad”.

Según afirma Antonio Augustín, los trabajos se han llevado a cabo “con todos los permiso, catalogación de los residuos y transporte especial” para almacenar estos residuos junto a los de la mina.

Sin embargo, Ecologistas en Acción, que registró un escrito en Medio Ambiente y aún no ha recibido respuesta, se teme que esos residuos se hayan depositado en la balsa de Gossan, que “se encuentra oficialmente clausurada”.

De hecho, en el escrito registrado adjunta imágenes de movimiento de camiones en Gossan y en Corrales en las mismas fechas.

Por ello, solicita una copia del proyecto de obras por el que “se están retirando las tierras contaminadas al norte de Corrales” e información sobre los controles ambientales de tratamiento de dichos suelos y de su posterior depósito.

La organización ecologista está a la espera de la respuesta de la Junta para actuar en consecuencia, pues pese a las palabras del delegado, creen que se podrían estar cometiendo irregularidades.

El depósito en la balsa de  Gossan y no en las otras balsas sería la clave de todo, pues como recuerda Ecologistas, está clausurada y de hecho hay un proyecto en trámite para su recuperación ambiental.

Así, hace años que la empresa Rumbo 5 Cero, responsable de la gestión de residuos en Gossan, trabaja en esa línea y de la mano de la empresa australiana Altilium Project ha iniciado la segunda fase del trabajo de prueba para el procesamiento y recuperación de unos 63 millones de toneladas de relaves de oro depositados en la balsa.

La propuesta cuenta con la colaboración del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), con quien se firmó en noviembre del pasado año un acuerdo para que realice la evaluación del proyecto.

TE RECOMENDAMOS